Sobre mí

Te cuento mi historia personal.

Cierro los ojos… y tengo recuerdos de la infancia.

Me crié en una familia numerosa de cuatro hermanos donde no había tiempo para el aburrimiento.
Siempre fui una niña un poco seria y reservada, con grandes sentimientos y empatía hacía los demás.

Lo creativo y manual siempre ha estado muy presente.
Recuerdo cómo desde muy pequeñita me gustaba el contacto con las pinturas, el pegamento y todo lo relacionado con el arte.

En casa de mi abuela me gustaba pintar con témperas las piedras que encontraba.

Era asidua a los concursos de dibujo que se organizaban en el colegio y en los barrios, y solía ganar algún premio (medalla, copa, obsequios). Ahora lo recuerdo con mucho cariño y nostalgia.

Cuando llego a la edad adulta, retomo mis afición a la artesanía y comienzo comprando algún material como pinturas acrílicas, pinceles, barnices... y empiezo poquito a poco reciclando y sacando ideas de Internet. Hasta creo un blog donde publico y explico los pasos de aquello que voy haciendo. Es todo un éxito, y consigo muchísimos seguidores, porque hace 12 años no existían redes sociales. Incluso creé mi propio canal de YouTube que. por entonces lo visitaba poca gente.

"Me vengo arriba", y durante un tiempo, acudo a ferias y mercados medievales y vendo mis creaciones.
Era agotador porque lo tenía que compaginar con la vida familiar y el trabajo, así que tengo que abandonar temporalmente.

Continúo con mi vida, trabajo, casa, familia y ocio familiar durante unos años. Mientras tanto, todos los hijos van creciendo y ya dan algún respiro para poder tener mis espacios de ocio.
Por todo esto, comienzo una nueva andadura con mis creaciones Cucco. Si te fijas, vuelvo a la infancia, cuando de muy pequeñita pintaba las piedras.

A todos mis trabajos Cucco les estoy poniendo muchísima cariño y entusiasmo.

Han pasado los años casi sin darme cuenta en los que no han faltado felicidad, amor, incertidumbre, rupturas, alegrías, penas, cambios, pérdidas, aprendizajes y decisiones.
¿Y sabes qué? Que al final la vida pone a cada cosa en su sitio y ahora me encuentro feliz y tranquila y he vuelto a lo que más me gusta: crear con mis manos.

Estoy en una fase preciosa y hoy mi ilusión es no parar de aprender y seguir formándome.
Estoy en medio de un nuevo proyecto, y que de momento estoy con muchas ganas, ilusionada y con la ambición de hacer las cosas muy bien.
Quizá mañana tenga otras ilusiones y proyectos, quién sabe...

Gracias a todas las personas que han pasado por mi vida, todas me han aportado algo especial y valioso, y a ti, por leer hasta el final.